Puede que sufras de estrés postraumático, y no lo sepas

Puede que sufras de estrés postraumático, y no lo sepas

publicado en: Estrés postraumático | 0

El estrés postraumático es un mal silencioso que puede aparecer paulatinamente, sin que llegues a darte cuenta.

Muchos clientes que llegan a mi consulta, sufren de otro tipo de problemas y molestias en su vida diaria, como fobias, temores… Sin embargo cuando comenzamos la terapia para analizar el origen de estos miedos, nos encontramos con que el cliente lleva arastrando un problema mayor desde hace tiempo.

En primer lugar, debemos tener claro que el estrés postraumático no es algo insólito poco frecuente, sino que aparece en aquellas personas que han sufrido de experiencias intensas y negativas.

Este mecanismo se genera como respuesta del cerebro ante un acontecimiento imprevisto que supone un intenso impacto emocional para la persona.

De esta forma, en la memoria primitiva, se guardan ciertos detalles y rasgos que sirven de identificación, y que actúan como disparador para revivir las sensaciones experimentadas en cualquier otra situación que pueda parecer semejante a la que originó el primer miedo.

 

El origen

¿Pero cómo puedo saber que padezco de estrés postraumático?

No existe un único identificativo, sino que debe ser el propio especialista el que lo determine en base a un estudio y análisis acerca de sus miedos irracionales.

Ahora bien, en aquellas personas que han sufrido abusos sexuales en la infancia, episodios de violación o violencia intensa, robos con fuerza, accidentes de tráfico, o que por motivos de trabajo se han visto expuestos a situaciones límite (militares, bomberos…) es bastante posible hayan terminado por desarrollar algún miedo relacionado con el estrés postraumático.

 

Algunos de los síntomas más frecuentes son los siguientes:

– Revivir algún episodio traumático en forma de flash back

– Miedo intenso o irracional que se acompaña en ocasiones de ansiedad desmedida o episodios de depresión

– Pesadillas recurrentes relacionados con alguna especto traumático de su vida

– Problemas gastrointestinales, cefaleas crónicas o tensiones musculares

– Tendencia al aislamiento y a la soledad. Falta de expresión emocional y dificultad a la hora de expresar los propios sentimientos.

– Dificultad a la hora de concentrarse en una determinada tarea

 

Éstos son algunos de los rasgos característicos de los clientes con estrés postraumático. Sin embargo, cada caso es diferente y por ello es importante que consultes con un profesional del sector.

 Yo te ayudaré en todo lo posible para que vuelvas a recuperar la seguridad y la calidad de vida que te mereces. Todo tiene solución.

Dejar una opinión