Todo lo que has querido saber sobre las técnicas de la terapia Gestalt

publicado en: Terapias | 0

¿Alguna vez has oído hablar de la terapia Gestalt y sus fundamentos? En este artículo vamos a hacer un breve repaso, sobre algunos de los aspectos de esta técnica.

Desarrollada a mediados del siglo XX, la terapia Gestalt supuso un cambio a la hora de abordar la psicología, desde una perspectiva más humanista y actual. En ella, se deja atrás todo lo vivido, todo lo pasado; para centrarse principalmente, en nuestros sentimientos actuales. ¿Qué sentimos en un determinado momento? ¿Cómo estamos enfocando una situación?

En ella, el propósito esencial es aprender a ser capaces de “darnos cuenta” y convertirnos en dueños de nuestros sentimientos. Dejar de lado, el azar o las circunstancias para ser conscientes de que al final, somos nosotros los que debemos identificar todos aquellos pensamientos que llegan a nuestra mente.

Sin embargo en los últimos años, la terapia Gestalt ha ido ganando tanto detractores como seguidores. Una de las críticas que más ha recibido, es acerca de la dependencia que genera.

Algunas personas que apuestan por este tipo de terapia para analizar profundamente sus sentimientos, se dan cuenta de que lejos de adquirir más seguridad en sí mismos y autoconfianza, terminan por depender del terapeuta para sentirse tranquilos y satisfechos.

No obstante, el planteamiento teórico de la terapia Gestalt es lógico y evidente. Ante cualquier situación pasada, debemos analizar, compartir y reflexionar sobre todo aquello que sentimos y experimentamos. No abandonarnos a la suerte de las circunstancias, sino que al final, tomemos las riendas que gobiernan nuestra vida.

Para ello hay una lectura recomendada y obligatoria, que nos demuestra que el camino de la autodependencia nos enseña a responsabilizarnos a nosotros mismos, de nuestros propios actos. Desde el siguiente enlace, puedes echarle una ojeada a esta magnífica obra de Jorge Bucay.

Dejar una opinión