Cómo aprender a afrontar el estrés

Cómo aprender a afrontar el estrés

En este post trato un tema de especial interés para nuestros lectores, que resulta un tanto delicado para muchos de nosotros, pero no por ello menos importante. Y es que, aprender a afrontar el estrés de forma efectiva y razonable, va a marcar la diferencia entre una vida saludable y una situación angustiosa.

El fisiólogo y médico Hans Selye, ya definió la situación de estrés como un síndrome de adaptación general, que engloba una serie de etapas o fases: alarma, resistencia y por último, agotamiento.

No obstante, aunque el estrés es una reacción natural y necesaria para nuestra supervivencia, no hay que descuidar que prolongarla en exceso puede conducir a la aparición de ciertas patologías cardiovasculares, psicológicas o endocrinas.

Una herramienta muy potente para el control del estrés consiste en el ejercicio aeróbico. En éste se involucran principalmente órganos como el corazón y los pulmones, y comprende actividades como el atletismo, la natación, el baile… siempre que sean de forma sostenida y alargada en el tiempo.

Así mismo, investigaciones llevadas a cabo por grupos científicos desde los años 80 han evidenciado una relación directa entre la práctica deportiva, y la disminución de estados de depresión y ansiedad.

Y es que posiblemente, su efecto no se deba únicamente a la acción fisiológica sobre el organismo, sino también… ¡a las relaciones personales!

¿Pero, qué quiere decir realmente esto? En realidad, algo que pasa totalmente desapercibido a la hora de aprender a afrontar el estrés, es nuestra capacidad para interactuar con los demás de forma sana.

Salir a la calle, relacionarnos con gente, mantener charlas animadas, desahogar nuestros problemas… Este tipo de actividades por pequeñas que sean, nos aportan felicidad y descanso, ayudándonos a restablecer nuestro equilibrio interior.

Dentro de este grupo se encuentra el psicólogo, una figura esencial de escucha y compañía capaz de guiar y enseñar a afrontar el estrés, de forma paciente y continuada. No dudes en contactar conmigo si necesitas ayuda.

Dejar una opinión