Tratamiento contra el estrés postraumático: el gas xenón

Tratamiento contra el estrés postraumático: el gas xenón

publicado en: Estrés postraumático | 0

Una investigación desarrollada por el Hospital McLean, ha evidenciado la posibilidad de un tratamiento contra el estrés postraumático haciendo uso del gas xenón.

El grupo científico que se encuentra ubicado en Massachusetts (Estados Unidos) ha observado que el gas xenón, ejerce un efecto de borrado de memoria, siendo capaz de reducir el número de recuerdos y su impresión en nuestro cerebro.

Aunque al principio, parecía un mero descubrimiento sin más relevancia, el conjunto de investigadores aprovechó este descubrimiento para aproximarse a una idea mucho más interesante desde el punto de vista de la psicología. ¿Nos encontramos ante un posible tratamiento contra el estrés postraumático gracias al gas xenón?

El laboratorio llegó a la conclusión de que posiblemente, este compuesto interferiría en el proceso de reconsolidación de los recuerdos, un estado en el que éstos se vuelven más susceptibles de modificación.

Con esta premisa y unas cuantas ideas más, el equipo científico encabezado por Marc J. Kaufma y Meloni, pusieron a prueba su hipótesis en ratas que habían sido asustadas previamente, y que presentaban signos de miedo ante estímulos ambientales que les transmitían temor.

Lo que pudo observarse en las ratas, es que sorprendentemente, cuando eran sometidas al gas xenón parecían borrar de su memoria ese recuerdo que les aportaba miedo. En principio, la explicación a ello era que el gas xenón era capaz de bloquear los receptores de NMDA, unas regiones en nuestro cerebro involucradas en la formación de la memoria.

Esto, evidenciaba la posibilidad de aplicar xenón para el tratamiento contra el estrés postraumático, dedicado a una mejora de vida en los pacientes aquejados con esta dolencia. De esta forma, se reduciría considerablemente la respuesta contra el miedo y la ansiedad generada por los recuerdos. ¿Estamos ante un avance importante en el sector clínico? El tiempo y la ciencia lo dirán.

Dejar una opinión