Cómo detectar a tiempo los síntomas del estrés postraumático

Cómo detectar a tiempo los síntomas del estrés postraumático

publicado en: Sucesos traumáticos | 0

En cualquier tratamiento psicológico es imprescindible detectar a tiempo los síntomas del estrés postraumático, con el fin de evitar que cualquier suceso impactante o traumático para nuestras vidas, cobre tal importancia en nuestra mente, que termine afectando a otras facetas de nuestra personalidad de forma crónica.

 

¿Qué se considera estrés postraumático?

El trastorno por estrés postraumático (TEP) se define como el conjunto de síntomas característicos y asociados, que aparece como consecuencia de la exposición a un suceso traumático.

Esta dolencia comenzó a ser estudiada con mayor frecuencia a partir de la Segunda Guerra Mundial, en aquellos soldados adultos que habían presenciado muertes y actos especialmente violentos, quedando éstos grabados y enterrados en el interior de su mente.

Con el paso del tiempo (en muchos de los casos, a partir de los 6 o 12 meses después del trauma), los individuos empezaban a mostrar ciertas características en su comportamiento, que engloban aspectos de su personalidad aparentemente no relacionados.

 

¿Cuáles son los síntomas del estrés postraumático?

Si los primeros rasgos no se identifican, es común la aparición de un periodo de lantencia, tras el cual, si no se lleva a cabo una terapia psicológica adecuada, es posible que el trastorno se convierta en crónico, y altere otros aspectos de la forma de ser del paciente.

Aunque la psicología de cada persona es diferente, así como la forma de enfrentar a los problemas en su vida, existen tres grupos de síntomas comúnmente asociados a la dolencia:

Síntomas de reexperimentación: que comprenden la aparición de pesadillas recurrentes y flashbacks relacionados, en los que el sujeto siente que está reviviendo nuevamente el proceso traumático.

De evitación y / o embotamiento afectivo: relacionados con la ausencia de sentimientos y emociones, así como la necesidad de huir de todo lo relacionado con el trauma (lugares, un tono de voz determinado, situaciones, personas…).

Síntomas de aumento de la activación: en ellos el paciente puede padecer de insomnio, hiperexcitación, fenómenos de hipervigilancia y cambios bruscos de carácter.

 

Por ello, si en tu caso has sufrido recientemente algún proceso traumático o alguien cercano a ti, es importante que asumas el hecho de necesitar terapia. No pienses que es algo negativo, vergonzoso o una debilidad. ¡Todo lo contrario!

El primer paso más valiente, consiste en aceptar que necesitamos ayuda y que en realidad, somos nosotros los dueños de nuestra mente, ¡y no el miedo!

Seguir Christian de Selys:

Psicólogo-sexólogo

Profesional especializado en el campo de la psicología holística, dedicado al cuidado de los demás, a través de terapias personalizadas vía online o gabinete tradicional.

Dejar una opinión